Translate this page

sábado, 8 de febrero de 2014

Cruzando la entrada a otros mundos


 Portales en fantasía y ciencia ficción


 Al estudiar la estructura mítica de las historias vimos que el héroe debe pasar desde su mundo ordinario a un mundo mágico en el que se desarrolla su aventura.


En ciencia ficción y fantasía, esta 'Travesía del umbral' (paso 5) frecuentemente se realiza de forma física, a través de un portal de características mágicas o creado con una tecnología superior.


Las entradas o puentes al mundo mágico han existido desde las antiguas narraciones mitológicas. En la mitología nórdica, el puente Bifrost, que se identifica con el Arco Iris, une el mundo de los hombres (Midgard) con el de los dioses (Asgard). Aquí podemos ver la interpretación que se hizo de esta conexión en la película Thor.




En la literatura clásica de fantasía, la entrada al mundo mágico puede aparecer mediada por un objeto o talismán, o aparecer en un objeto cotidiano como un armario. Así lo hizo C.S.Lewis en su saga de Narnia.




En la película Monstruos S.A. se invierte el papel del armario, que ahora permite a los protagonistas ir del mundo mágico al mundo ordinario de los humanos. Pero claro, en esta historia los monstruos son los héroes y su mundo es precisamente el que sirve de mundo ordinario en la historia.



En la película Los Mundos de Coraline, la niña protagonista encuentra una misteriosa puerta y tras ella un túnel que comunica su casa con un extraño mundo alternativo y surrealista que intenta retenerla. Es una de las mejores películas para ver en 3D, con algunas escenas muy conseguidas, como el paso de Coraline por el túnel.



En la película El Final de la Cuenta Atrás, un moderno portaaviones americano entra en una tormenta espacio-temporal que le lleva atrás en el tiempo (llevando su cargamento de magníficos actores) hasta la víspera del ataque japonés a Pearl Harbour. ¿Será capaz de cambiar la historia?




El prototipo contemporáneo de portal al mundo mágico aparece en la película Stargate -portal estelar- y en la serie que se creó a partir de la misma idea. En estas historias se utiliza un portal circular (encontrado entre unas ruinas egipcias) para acceder a otros mundos de la galaxia según un código de símbolos que representan los diferentes destinos.


Este concepto moderno se basa en la idea de conexiones casi instantáneas entre diferentes puntos del espacio-tiempo utilizando agujeros de gusano, una idea que exploraremos en detalle en alguna otra entrada.



El ejemplo más alucinante y rallante de portal mágico aparece en la película Cómo ser John Malkovich, del muy interesante director Spike Jonze. En esta historia los protagonistas descubren una puerta (y el correspondiente túnel) que lleva directamente al interior de la mente de John Malkovich y se dedican a vender entradas a los que desean experimentar la vida del famoso actor desde dentro. La cosa se complica cuando el propio Malkovich entra en el túnel que lleva a su mente, creando un extraño bucle autorreferente. Flipante.



En la literatura de ciencia ficción, un ejemplo clásico de portal (o un portal de portales, según se mire) es el que aparece en la novela Pórtico de Frederik Pohl, y en sus secuelas.

La humanidad encuentra un asteroide abandonado por una civilización muy avanzada, en la que se encuentran naves capaces de viajar por el espacio hasta otros mundos. Pero nadie sabe descifrar las instrucciones, así que los prospectores deben arriesgar su vida con la promesa de un descubrimiento que les haga ricos. Incluso existe un juego de ordenador sobre el tema.



El mejor tratamiento actual del tema de los portales es, para mí, el que se hace en la saga de los Cantos de Hyperion de Dan Simmons, que ya he mencionado en otras ocasiones. En ella los portales se denominan 'teleyectores' (farcasters). Mediante esta tecnología se puede incluso tener una casa con habitaciones en diferentes mundos
, como hace el poeta Martin Silenus.

El ejemplo más espectacular de uso de los teleyectores en esta saga es el Río Tethys, cuyo cauce circula entre diferentes mundos a través de portales estratégicamente situados, y que tiene un papel prominente en la segunda parte de la saga.


Os dejo con algunas imágenes inspiradas por este río tan particular:





Como siempre, escribidme si se os ocurren otros ejemplos.

Hasta la próxima,

    Salvador


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada