Translate this page

martes, 31 de diciembre de 2013

Ciencia ficción esencial: enciclopedias y guías


  Los clásicos


  En ocasiones uno necesita acudir a una obra de referencia para completar conocimientos sobre la historia de la ciencia-ficción, buscar esas novelas clásicas que debiera haber leído, encontrar obras de algún tema específico que nos interesa, o simplemente deleitarse con la trayectoria de reconocidos autores o ilustradores. En la era de Internet, estos procesos de consulta son mucho más sencillos, y de hecho veremos como las guías y enciclopedias clásicas se están mudando también al medio electrónico, pero merece la pena recordar algunas de las obras clásicas de referencia, que siguen teniendo toda su validez.

  La primera referencia obligada es la Enciclopedia de Ciencia Ficción, de John Clute y Peter Nichols, que se publicó originalmente en 1979 y fue completamente revisada veinte años después, en 1999. Se trata de un enorme volumen sin ilustraciones, pero con una exhaustiva documentación sobre autores, libros, películas, países con tradición de ciencia ficción, comics, revistas, y también temas y conceptos tratados en la cf. A pesar de que solamente cubre hasta los 90, y de estar centrada en el mundo anglosajón (como la mayoría de las obras que citaré), sigue siendo la compilación más exhaustiva disponible en forma impresa.



  El mismo John Clute se encargó en los años 90 de preparar una versión ilustrada, en la que se eliminaba gran cantidad de información textual de referencia para dar cabida a fotografías, reproducciones de portadas, comics y películas, resultando en la Enciclopedia Ilustrada de la Ciencia Ficción, que también se publicó en español (es una de las joyas de mi biblioteca), aunque debe ser difícil encontrarla en la actualidad.



  En las décadas anteriores se publicaron también otras guías y enciclopedias, con el inconveniente de quedar rápidamente desfasadas al crecer enormemente el género, tanto en su vertiente literaria como de comic, cine y televisión. Algunas de ellas, al igual que la original de Clute, fueron ganadoras del Premio Hugo, con lo cual probablemente debieron incluirse a sí mismas entre sus referencias  :-)










  Las ilustraciones


  Un reconocimiento aparte merecen las recopilaciones de trabajos de ilustración, muchas veces centrados en las portadas de los libros, revistas y colecciones. Si os interesa este tema, podéis encontrar aquí una recopilación de enlaces de autores anglosajones.





  Sobre los grandes ilustradores españoles, os recomiendo esta excelente entrada en el blog de Jack Moreno, donde podéis encontrar referencias de los trabajos de algunos clásicos, aunque desconozco si existe una recopilación impresa o en línea de estos trabajos.




  

  La era de Internet


  Como era previsible, muchas de las enciclopedias y guías se encuentran ahora en formato en línea, donde pueden ser continuamente actualizadas. Una de las pioneras fue precisamente la Enciclopedia de Clute y Nicholls, que cuenta también con una sección de Galería gráfica.


  En España merece la pena citar el esfuerzo realizado por la Biblioteca Nacional, que ha creado un sitio especial para novela de Ciencia Ficción, en el que puede encontrarse mucha información útil, incluyendo una bibliografía  y una lista de estudios históricos que abarca también obras no anglosajonas.



  El sitio Web que ha llevado el esfuerzo enciclópedico a su máxima expresión en España es el portal Web de la Tercera Fundación, una completísima referencia de la ciencia ficción mundial y permanentemente actualizado. Ha obtenido el Premio Ignotus al mejor sitio Web en español en los tres últimos años de forma consecutiva.



  Lo esencial de la Ciencia Ficción


  No podía terminar esta entrada sin mencionar un trabajo que me parece especialmente interesante, porque supone un gran esfuerzo de síntesis. Se trata del libro "Essential SF: a concise guide", que Angel Carralero, de la Asociación Española de Ciencia Ficción, Fantasía y Terror, tuvo el detalle de regalarme con motivo de la Hispacon 2013, y que he disfrutado mucho leyendo.


  
  El objetivo de este volumen, ampliamente conseguido, es ofrecer una guía concisa para aquellos que desean encontrar fácilmente lo más importante de la ciencia-ficción, incluyendo novelas, relatos, autores, películas, revistas y asociaciones de aficionados. Para ello el grupo de trabajo de Concatenation, una veterana comunidad de fans de diferentes nacionalidades -muchos de ellos ingleses-, sigue una rigurosa metodología de selección. Pero junto al rigor los autores han conseguido mantener un tono original y divertido al presentar toda la información. Ojalá pueda traducirse pronto al castellano.

  
  Y con esto me despido hasta el año próximo (2014), deseándoos lo mejor para el presente y el futuro (incluso el pasado si disponéis de la posibilidad de cambiarlo).

    Salvador

P.D. Por supuesto, si queréis aportar información adicional sobre este tema de las guías y enciclopedias, o sobre cualquier otro, no dudéis en enviármela y con mucho gusto la incluiré.



jueves, 26 de diciembre de 2013

La conferencia completa sobre Philip K. Dick


 Gracias a Jose Nieto, de la Hispacon 2013, ya tenemos la grabación completa de la Conferencia que pronuncié sobre Philip K. Dick en el congreso español de ciencia-ficción, fantasía y terror. Espero que os guste a los que no pudisteis verla en directo.


  En esta entrada anterior podéis ver más claramente las diapositivas y las entrevistas en vídeo, así como otras grabaciones de Dick.

  Gracias de nuevo a la organización de la Hispacon, por darme la oportunidad de presentar la conferencia.

  Hasta la próxima,

     Salvador


miércoles, 18 de diciembre de 2013

Roma, USA: ¿visión o realidad?


 Según su amigo Ray Nelson, el visionario escritor Philip K. Dick solamente tomó LSD dos veces en su vida (!imaginad si hubiera tomado más!). Una de esas veces creyó haber vuelto al pasado, y se vio a si mismo en las calles de una ciudad del Imperio Romano. Según Nelson, le encontró después hablando latín (Dick nunca había estudiado latín, pero tenía cierta familiaridad con él a través de su afición por la música clásica, como los Requiems de Mozart y Verdi).





El caso es que a partir de sus famosas visiones de Febrero y Marzo de 1974, y de forma similar a lo que había descrito en su novela "Tiempo Desarticulado" Dick creyó que el tiempo de su presente americano se había entremezclado con el tiempo de los primeros cristianos en Roma, y tuvo repetidas veces la experiencia de que ambos se mezclaban, con la aparición de edificios romanos en su California contemporánea.


Cuando visité San Francisco tuve la ocasión de descubrir un lugar que me impresionó desde el primer momento y al que he regresado siempre que he podido, se trata del Palacio de Bellas Artes, construido para la Exposición del Pacífico en 1915, y que ha sido restaurado varias veces. Lo sorprendente de este lugar es que en medio de la ciudad de San Francisco uno cree encontrarse de repente en la Roma imperial, o más bien en una versión magníficamente idealizada de este período.





El Palacio ha inspirado multitud de obras pictóricas:






El elemento más impresionante y característico es la 'Rotonda', alrededor de la cual se suelen fotografiar muchas bodas de la ciudad.


(no, ese tipo de arriba no soy yo. El de abajo sí)


Siempre me he preguntado si no sería este lugar el que de alguna manera inspiró las visiones romanas de Dick, puesto que él visitó muchas veces la ciudad en los años 50 y 60 durante el período en que vivió al otro lado de la Bahía, en Berkeley, Marin County y Oakland.

Os pongo aquí algunas fotografías de este mágico lugar para que juzguéis por vosotros mismos:



 














Dada mi admiración por el lugar, y pensando en el papel que hubiera podido haber tenido en las visiones de Dick, situé aquí una de las escenas de El Profeta Americano, en la que Dick pasea con su amigo el obispo James Pike, poco antes de que éste se encamine hacia su muerte en el desierto. Aquí la tenéis:

EXT. PALACIO DE BELLAS ARTES - JARDINES – DÍA

El obispo Pike y Phil charlan mientras cruzan el parque. Pike, con cabello más gris, lleva un CRUCIFIJO, chaqueta sport y pantalones. Phil está tan desaliñado como uno de los HIPPIES sentados sobre la hierba.


PHIL
... Así que seré el huésped de honor, ¿te lo imaginas? En Canadá –- Mis libros se venden más en Francia o Alemania que en mi propio país.

Pike enciende un cigarrillo con la colilla del último, da una calada, pensativo.

PHIL
Tengo miedo de dejar a los chicos solos. Se meten demasiadas cosas. La última semana visitamos a este tipo, Jerry. Tiene su cerebro completamente quemado.

Pike reacciona, mira a Phil con preocupación.

PHIL
Ve arañas por todas partes.

PIKE
¿Estás tomando LSD?

PHIL
Lo más divertido es que –- cuando todo el mundo creía que tomaba ácido, no lo hacía, para nada.
(por la mirada de Pike)
Me está llevando hacia una revelación, casi puedo verla ya. Pero me asusta –- Ya sé que tú no lo apruebas.

PIKE
(serio)
Quizás tendré que aprobarlo ahora.

Phil alza sus cejas, confuso.

ROTONDA DE LA LAGUNA – MÁS TARDE

Pike lleva a Phil hasta un banco cerca del estanque, mirando hacia la impresionante ROTONDA ROMANA.

Un grupo de HARE KRISHNA se aproxima, bailando y CANTANDO, pidiendo dinero. El obispo les da un billete, impaciente. Se marchan con su danza. Pike comprueba que por fin están solos.

PIKE
Esto es estrictamente confidencial. Los traductores no quieren filtraciones a la prensa.

PHIL
¿Los documentos Zadokitas?

PIKE
(asiente)
¿Recuerdas que te hablé del anokhi?

PHIL
La Divina Presencia.

PIKE
Sí. Los nuevos textos la mencionan con frecuencia, era algo que el grupo Zadokita cultivaba en el desierto, para comerlo y beberlo en sus ceremonias.

Pike espera un instante hasta que Phil recibe el impacto.

PHIL
Oh, Dios. Celebraban la Eucaristía, doscientos años antes de Cristo.

PIKE
Las mismas frases, palabra por palabra.

PHIL
Son la fuente original.

El rostro de Pike dibuja una sonrisa torcida. De nuevo, mira alrededor.

PIKE
Hay más. John Allegro ha comparado los textos con los Manuscritos del Mar Muerto y los informes de los historiadores romanos. Él cree que el anokhi era un hongo alucinógeno.

PHIL
¿Los proto-cristianos se colocaban con un hongo?

PIKE
Hacían pan con él y bebían el caldo, así veían la Divina Presencia.

PALACIO DE BELLAS ARTES – MÁS TARDE

Pike y Phil caminan alrededor de las elegantes COLUMNAS del Palacio, pasando junto a dos estudiantes que meditan en la posición del loto.

PHIL
¿Qué vas a hacer?

PIKE
Me retiraré. No puedo continuar predicando cosas en las que no creo.

PHIL
La gente te escuchará. Tienes que decirles la verdad.

PIKE
¿Qué verdad?
(pausa)
Voy a ir a Israel. Quiero que vengas conmigo, al desierto.

PHIL
No puedes ir allí, Jim. ¿No ves la pauta? Disparan a tu amigo, el Dr. King, tu amigo Bobby Kennedy es asesinado, tu hijo se revienta la cabeza...
(antes de que Pike proteste)
Es una trampa. No encontrarás ninguna presencia divina en esas cuevas, ninguna respuesta –- solo la muerte.

PIKE
La muerte puede ser un precio pequeño -– pero quizás -- tú tienes que encontrar tu propia verdad.

PHIL
Lo siento.

Pike pone su mano sobre el hombro de Phil, sonríe.

PIKE
Quería compartir el anokhi contigo. Te echaré de menos.

Phil le devuelve la sonrisa, lleno de inquietud.



Esto es todo, ¡hasta la próxima!

    Salvador


domingo, 15 de diciembre de 2013

Los Siete Estigmas de Philip K. Dick (Hispacon 2013)

Mi charla sobre Philip K. Dick en la Hispacon contó una amplia audiencia y fue muy bien recibida. Fue emocionante para mí intentar desgranar las complejas dimensiones de la vida y la obra del autor de "¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?", y otras muchas novelas e historias cortas que se han convertido en una de las más recurridas fuentes de adaptación cinematográfica en la ciencia ficción.


(gracias por las fotos a Mariano Villareal, responsable de Literatura Fantástica)


A la espera de tener acceso a la grabación en video de la conferencia (ya está disponible aquí), os pongo aquí las diapositivas que utilicé, pues hay algunos enlaces e ilustraciones que os pueden ser útiles.

Pulsad el símbolo < para ocultar la lista de diapositivas y verlas en el recuadro completo.



He embebido también a continuación los videos utilizados en la presentación, y que podéis encontrar en YouTube.


Extractos de la conferencia de Dick sobre mundos alternativos (Convención de Ciencia Ficción de Metz - 1977)


En este extracto habla de sus visiones de 1974 y la aparición de la misteriosa 'mujer de pelo negro', como siempre una referencia a su hermana gemela Jane.



El video original podéis encontrarlo aquí:



Extractos del documental "La penúltima verdad"


En estos extractos amigos y ex-exposas de Dick hablan de su relación con las mujeres:



El documental original ("The penultimate truth") es muy interesante y contiene muchas declaraciones de los que conocieron a Dick de cerca. Es un valiosísimo documento para los que quieran conocerle más de cerca.



Extractos de entrevista de Paul M. Sammon


Parte inicial de la entrevista a Philip K. Dick realizada por Paul M. Sammon poco antes de su muerte y del estreno de "Bladerunner". Dick habla de su uso de los androides para reflejar el posible comportamiento 'inhumano' de los seres inteligentes.



Por cierto, os recomiendo efusivamente "Future Noir", el libro de Sammon sobre todo el proceso de realización de Bladerunner:



Otras entrevistas a Philip K. Dick


Pongo aquí algunas entrevistas más que no pude usar en la conferencia.





Os haré llegar la grabación completa de mi conferencia cuando esté disponible.

Hasta pronto,

   Salvador

Emli y Salva en el País de las Maravillas (Hispacon 2013)


 Acaba de terminar la Hispacon 2013, en la que presenté junto a mi amigo Emili Piera, periodista y escritor, mi libro "La Ciudad de las Esferas".

(gracias por la foto a Mariano Villareal, responsable de Literatura Fantástica)

 A la espera de la grabación completa en video, que deberá estar disponible pronto, podéis ver aquí el video de introducción que utilizamos para darle un toque fantástico a la presentación. Con la excusa de que Emili se había marchado a un mundo virtual, tuve que entrar en él a buscarle para que no me abandonara en la presentación. Aquí tenéis el resultado (saltad los primeros 30 segundos):



Bueno, el oscar de Hollywood seguramente no nos lo darán, pero nos divertimos un buen rato preparándolo con la inestimable ayuda del grupo ARTEC del Instituto de Robótica, Tecnología de la Información y las Comunicaciones (IRTIC) de la Universidad de Valencia, y especialmente de Julio Campos que se encargó de toda la edición.

Como veréis, utilizamos el sistema de captura de movimiento y la sala de croma (fondo verde) de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería (ETSE) de la Universidad de Valencia, con los que se imparten diversas materias relacionadas con la animación 3D y producción multimedia.



Observad el sistema de 'alta tecnología' que utilizamos para poder leer simultáneamente el guión mientras 'actuábamos'.

Para los fans, notad también que el sonido que se oye al aparecer y desaparecer Emili es el del sistema de teletransporte de Star Trek  :-)

Muy pronto, más información sobre lo que sucedió en la Hispacon.

     Salvador


sábado, 16 de noviembre de 2013

Cómo viajarán al espacio nuestros nietos: ascensores y catapultas


  El problema con los cohetes


   En la realidad y en la ficción, estamos acostumbrados a que los satélites, instrumentos científicos y astronautas lleguen al espacio se realice a través de cohetes, sistemas que se impulsan a sí mismos gracias al combustible que también transportan. Tanto el transbordador espacial como los nuevos sistemas pensados para el turismo de órbita baja utilizan el mismo principio.


  Estos sistemas son inherentemente ineficientes (y por tanto costosos), ya que junto con su carga útil tienen que levantar el enorme peso del combustible y toda la estructura física necesaria.


  Gracias al uso de cohetes de varias fases (desde el Saturno V del programa Apolo a los modernos cohetes Arianne) o de sistemas iniciales de lanzamiento que luego se desprenden (como en el transbordador o el sistema Spaceship-WhiteKnight de Virgin Galactic) es posible aumentar un poco la eficiencia, pero como demuestra la siguiente tabla, el coste aún es enorme.


  Vemos que para llevar una carga a una órbita baja, como la del transbordador espacial o la estación espacial internacional, se requiere un cohete que pesa (con el combustible) de 25 a 80 veces más que la carga. Y para transportar hasta la órbita geoestacionaria y desde allí escapar a la gravedad terrestre se requiere al menos un sistema cohete que pesa entre 65 y más de 100 veces la carga útil.

  Para un tratamiento matemático, podéis consultar aquí y aquí.

  Cuando se desea llevar una tripulación humana la situación es aún peor, puesto que junto con los astronautas hay que llevar todos los sistemas vitales de soporte que deben acompañarles.

  ¿No hay una forma más eficiente de llevar objetos al espacio?


  Un ascensor de muchos pisos


  Fue el pionero de la cosmonáutica, Konstantin Tsiolkovsky, quien presentó por primera vez la idea de un ascensor espacial, aparentemente inspirado por la Torre Eiffel y los ascensores que servían para ascender a ella.

  El principio es muy sencillo. Si tuviéramos una estructura que conecta la superficie de la Tierra con el exterior de la atmósfera, podríamos ascender por ella sin requerir una gran velocidad, librándonos así de paso del ineficiente rozamiento con la atmósfera. Además, no sería necesario que la carga incluya ningún combustible, pues el propio ascensor puede encargarse de propulsarla mediante mecanismos magnéticos o enfocando sobre ella potentes haces de luz láser.





  Un sistema de este tipo sería mucho más eficiente en coste por unidad de carga, pero obviamente la inversión necesaria para construirlo sería enorme. Para que el ascensor espacial se sostuviera se aprovecharía la 'fuerza centrífuga' generada por la rotación de la Tierra, colocando un contrapeso más allá de la órbita geoestacionaria (a unos 36.000 kms). De esta forma el ascensor permanecería más o menos estático sobre su punto de anclaje en el ecuador. 


  




Las estructuras básicas del ascensor serían:

  • El anclaje en la superficie. En la mayoría de los casos se imagina como una estructura fija sobre la superficie de la Tierra.


  Una estructura de anclaje rígida tendría que soportar enormes tensiones. Por ello se ha propuesto también la opción de una base flotante sobre el mar:


  En la segunda parte de la Trilogía de las Esferas describiré una tercera alternativa para el anclaje, que no voy a revelar por ahora  :-)

  •    Estaciones de transferencia. A diferentes alturas del ascensor (en diferentes órbitas) pueden situarse las estaciones en las que la carga se extraería o insertaría en el elevador desde otro medio de transporte espacial. Curiosamente, en muchas ilustraciones de ascensores aparecen estaciones terminales en una órbita muy baja, pero como hemos visto el ascensor debe necesariamente prolongarse a una distancia muchísimo mayor de la superficie.





  • El cable. Un elemento crítico del ascensor es el cable que debe formar la parte lineal del elevador, y que debe combinar una enorme resistencia con un peso muy ligero. Mientras que un cable de metal convencional se rompería al llegar a 20 o 30 kms, y los materiales de fibras modernos (kevlar, fibra de carbono) aguantarían sólo unos pocos de cientos de kms, se espera que los nanotubos de carbono permitan cables que aguanten miles de kilómetros y sirvan como base para un ascensor.



 Parece que una empresa japonesa tiene un proyecto bastante serio para construir un ascensor basado en nanotubos de carbono, que estaría listo en el 2050:



 Sobre los métodos de construcción propuestos, podéis consultar este artículo de Wikipedia.


  La aparición más conocida de un ascensor espacial en la ficción científica viene de la mano de Arthur C. Clarke, maestro de la elucubración sobre la tecnología espacial (no en vano, elaboró en 1945 la idea de satélites artificiales para telecomunicación cuando era oficial de la RAF). En su novela "Fuentes del Paraíso", Clarke describe la construcción de un ascensor en la isla de Ceilán (donde Clarke vivía), que culmina con la primera visita extraterrestre. Aquí Clarke se concedió la licencia de trasladar la línea del ecuador terrestre para que coincidiera con la montaña sagrada que había elegido como localización  :-)





  Aceleradores magnéticos


  Existe otra solución eficiente para el transporte de cargas al espacio: las catapultas o aceleradores magnéticos. La idea es muy sencilla: empujar por una rampa la carga para dotarla de la suficiente velocidad para que pueda llegar a la órbita requerida o incluso salir del planeta, luna o asteroide.

  La impulsión magnética es ideal para este sistema, pues permite a la carga flotar y acelerar sin rozamiento, como los trenes de levitación magnética.



  Sin embargo, hay dos factores que dificultan en general este tipo de sistemas:
  • La alta velocidad necesaria. Para el caso de la Tierra, la velocidad de salida debería ser de 11 kms/s (unos 40.000 kms por hora!). Para conseguir esta velocidad se requeriría una rampa de aceleración enorme y además estaría el segundo problema...
  • La resistencia atmosférica. Sabemos que los meteoritos y naves espaciales que entran en la atmósfera terrestre a gran velocidad producen temperaturas altísimas que pueden llegar a desintegrarlos. Lo mismo sucedería si lanzásemos una carga desde la superficie a la velocidad de escape. La fricción con la atmósfera la quemaría y además la frenaría considerablemente.

   Por estas razones, desde la Tierra o un planeta similar los aceleradores o catapultas solamente son prácticos como primera fase de ayuda a un lanzamiento convencional. No en vano se utilizan para ayudar al despegue de los aviones en pistas cortas, como las de los portaaviones:


   Para conseguir enviar una carga al espacio de forma eficiente con un acelerador tendrían que darse dos condiciones:
  • Lanzamiento desde un cuerpo pequeño (un satélite, planetoide o asteroide). 
  • Ausencia de atmósfera

Por ejemplo, en la Luna la velocidad de escape es de 2,3 km/s (unos 8500 kms/h). Al no haber atmósfera, no existe rozamiento durante la aceleración y el vuelo posterior, por lo que sería práctico usar una catapulta para enviar cargas a una órbita donde pudieran ser recogidas y llevadas a la Tierra u otro lugar. Igualmente, la minería de asteroides podría utilizar este sistema para enviar los minerales recolectados.



  Por esta razón se han ido desarrollando diferentes conceptos y prototipos para su posible uso futuro.




   La idea de una catapulta magnética en la Luna es parte central del argumento de la novela del maestro Heinlein, "La Luna es una Cruel Amante". En la historia, los colonos 'lunáticos' utilizan los aceleradores para lanzar las cargas comerciales sobre la Tierra en su rebelión contra el planeta madre. También les ayuda el hecho de disponer de un ordenador inteligente llamado Mycroft Holmes  :-)





   Y con esto os dejo hasta la próxima.

      Salvador