Translate this page

martes, 9 de septiembre de 2014

Viejos sabios: de Merlín a Yoda


Hay varios arquetipos asociados a las historias heroicas y al esquema narrativo del viaje del héroe. Esta tipología recurrente de personajes no sólo está en la base de las narraciones épicas sino que sirve de esqueleto formal a la mayoría de las películas, series y narraciones en general. En el siguiente cuadro tenéis una lista de los más conocidos, y sus correspondientes ejemplos.


Los arquetipos tienen además otros usos, basados en su arraigada presencia en nuestra cultura (o según Jung, en nuestro inconsciente colectivo). Las figuras arquetípicas se usan incluso en marketing para posicionar una marca comercial.


Aprovechando estas fechas en las que volvemos de las vacaciones y nos enfrentamos a la 'vuelta al cole', vamos a hablar de una figura arquetípica encargada de ayudarnos con su sabiduría, experiencia y consejos: el viejo sabio o mentor, conocido también como 'anciano sabio' o senex.

Esta figura paternal posee la autoridad de su posición y de su experiencia, y guía al héroe a través de su viaje, encargándose de que desarrolle las capacidades que tiene ocultas. El carácter paternal se refuerza por el hecho de que los héroes son casi siempre huérfanos, y el mentor sustituye al padre ausente.


El viejo sabio expone sus conocimientos arcanos y a veces habla a través de historias y cuentos, o nos regala aforismos y frases confusas como las de un profeta o un loco. 

Sin embargo, en variantes modernas del tema, el propio mentor también sigue su propia odisea como héroe, y en ocasiones ambos arquetipos coinciden. El mentor se resiste al principio a su papel, y tiene que evolucionar también para conseguir el cambio en sus discípulos.

En La Legopelícula, el personaje de Vitruvius sirve como genial sátira de esta figura y sus tópicos:


El origen


El origen histórico de la figura narrativa del viejo sabio se pierde en la antigüedad. Seguramente la imagen del mentor está relacionada con la veneración antigua de los ancianos, los hombres-medicina, hechiceros o magos que tenían conocimientos para curar o contactar con los espíritus.


Con la aparición de los primeros oficios, el esquema anciano-como-maestro que enseña al joven aprendiz es la forma normal de transmisión de conocimientos prácticos y también de las primeras ciencias, la política y la filosofía.



En la tradición oriental, con un gran respeto a los ancianos, la idea del maestro o mentor está muy arraigada, por ejemplo en las figuras del gurú espiritual y del sensei o maestro de artes marciales.



La vieja serie Kung Fu sirvió como introducción popular de la filosofía budista y la figura del maestro oriental en el mundo occidental:

  


En su forma original el mentor tiene frecuentemente una componente espiritual o mística, y poderes especiales o mágicos. En la tradición occidental una de las primeras referencias es la del Mago Merlín en las leyendas relacionadas con el Rey Arturo.



Uno de las representaciones más interesantes de Merlín es la realizada en la maravillosa película Excalibur. En este video lo vemos en su tensa relación con Morgana:


El aspecto físico y los atributos (sombrero, túnica, bastón) de todos los mentores mágicos modernos como Gandalf o Dumbledore están basados en las imágenes tradicionales de Merlín.



En la mencionada Legopelícula, el personaje de Vitruvius tiene un intercambio burlón con sus 'colegas' Gandalf y Dumbledore, cuyos nombres mezcla 'por despiste':



Por otra parte, el nombre de Mentor proviene de uno de los personajes de la Odisea homérica (prototipo del viaje del héroe). Méntor es un anciano que cuida de los intereses de Ulises en Ítaca durante su ausencia. La diosa Atenea toma la forma de este hombre para ayudar a Telémaco, hijo de Ulises, a buscar a su padre, y también para ayudar al propio héroe a su regreso a recobrar el reinado de su isla.


En los cuentos clásicos aparece también a veces un animal que hace el papel de mentor, aportando consejos y comprensión al héroe. Los búhos, cuervos, serpientes, lobos, palomas y cisnes (incluso gatos con botas) pueden representar esta figura, que quizás deriva de las leyendas en las que los dioses se encarnaban en animales para interactuar con los humanos.



Tipos de mentores


Los mentores vienen en muchas variedades, y no siempre tienen que ser hombres viejos, serios y solemnes. Los siguientes tipos están sacados de esta interesante presentación:







El maestro de lucha

Utilizado con frecuencia en las películas de artes marciales, el maestro de lucha no solamente enseña al discípulo la disciplina de las armas sino también a controlar su cuerpo y su mente.





Esta escena de entrenamiento es una de las clásicas, con Luke Skywalker descubriendo sus misteriosas habilidades de la mano de su arquetípico mentor Obi Wan. Lástima que la calidad no sea buena:



En Matrix el mentor (Morfeo, sin barba en este caso) también combina el despertar de la consciencia de Neo con un entrenamiento de artes marciales:




El entrenador deportivo

Dado su carácter de figura de autoridad y posición paternal, los entrenadores de cualquier deporte se utilizan repetidamente como mentores, especialmente en las películas sobre deportes, claro. El boxeo, que es también un método de lucha, mezcla ambos aspectos del mentor.

Rocky es un clásico de este tema. La relación del sufrido boxeador con su entrenador es una parte clave de la historia:


Lo mismo cabe decir del papel de Clint Eastwood en "Million dollar baby", donde entrena a una muchacha que se aventura en el duro mundo del boxeo:


En Dodgeball, el entrenador aplica métodos altamente sofisticados para conseguir que un puñado de inútiles se conviertan en jugadores de élite ("si puedes esquivar una llave inglesa puedes esquivar una pelota"). Me parto...




El terapeuta

Los psiquiatras, psicólogos y demás terapeutas también ocupan una posición en la que pueden ayudar a los jóvenes (o no tan jóvenes) héroes a superar sus problemas, y ayudarse a sí mismos en el proceso.

Robin Williams, recientemente fallecido, ganó un oscar por su papel de psiquiatra en Good Will Hunting:


Denzel Washington dejó su papel habitual de héroe para actuar de mentor-terapeuta en Antwone Fisher, que también dirigió, basada en un caso real:


El profesor

Los mentores son muchas veces profesores, incluso directores de escuela, como Dumbledore. El ejemplo clásico, con un Robin Williams que borda su papel de heterodoxo maestro de escuela, es El Club de los Poetas Muertos, que ya comentamos a propósito del arquetipo del mesías:


Identico papel mesiánico juega el profesor de Los Chicos del Coro, película que ya vale la pena solo por la música, pero que además resulta enternecedora:


En "Descubriendo a Forrester", el inefable Sean Connery es un amargado escritor encargado de hacer progresar al díscolo estudiante, que a cambio le hace despertar de nuevo a la vida:



El viejo zorro y el principiante

En muchos casos el mentor utiliza técnicas o tiene propósitos cuestionables. Frecuentemente se trata de un cínico veterano que enseña al joven principiante los duros secretos de la profesión. En estos casos es posible que el héroe-aprendiz tenga que superarlo, e incluso oponerse a él.

Uno de los subarquetipos o fórmulas más comunes es la de la pareja de viejo y joven policías, y la tensión que se crea entre los nuevos y los viejos métodos:


Frente al principiante Ethan Hawke, Denzel Washington es el policía veterano de tácticas cuestionables en "Training Day":


El interesante cine asiático tiene también su versión de la historia en "Eye in the Sky", con una agente principiante femenina:


En "El Color del Dinero", Paul Newman mete a Tom Cruise en el mundo de los truhanes de los billares, y ambos tienen que crecer para superarse:


Michael Douglas sirve de profesor de oscuras artes financieras para Charlie Sheen en "Wall Street":


Al Pacino es el 'mentor' que se enfrenta a Colin Farrell en "La prueba" (The Recruit):


Antes, Pacino había sido también un extraño mentor en el remake de "Esencia de mujer", interpretando a un ciego coronel retirado que se encarga de liberar al principiante de sus miedos, transmitiéndole su filosofía de la vida y enseñándole a tratar a las mujeres:


Y también se divierte enseñando a la chica a bailar el tango en esta famosa escena:


Por si esto fuera poco, Al Pacino aparece también como temible mentor en "El Abogado del Diablo", donde Neo, digo Keanu Reeves, tiene que decidir si acepta o no el tentador pacto con el Señor Oscuro en persona:


Harrison Ford se mete en la piel del veterano general que quiere convertir al niño Ender Wiggins en un arma de destrucción masiva en la clásica novela "El Juego de Ender", adaptada recientemente al cine:


Incluso el maestro Yoda resulta un tanto sospechoso cuando lo encontramos por primera vez en "El Imperio Contraataca" (disculpas por la calidad, pero resulta divertido oírlo con el doblaje latino):


La muerte del maestro


En muchas de las historias, y no por casualidad, el maestro tiene que morir o abandonar al principiante para que éste pueda crecer y alcanzar todo su potencial.

Star Wars de nuevo nos presenta varios ejemplos del tema, comenzando por la muerte de Obi Wan, que dejó sorprendida a toda una generación:


Sigue la muerte de Yoda, tras haber superado Luke el camino para convertirse en un Jedi:


Y aquí, tras una fantástica pelea, la muerte del maestro de Obi-Wan, Qui-Gon Jinn, en el Episodio I:


En Kung-fu Panda, el maestro Oogway se despide del mundo para que su discípulo Sifu se convierta a su vez en el maestro que debe ser:


La muerte de Mickey, el entrenador de Rocky, es uno de los puntos fuertes de la historia:


En La Legopelícula, también la muerte de Vitruvius es una ocasión para mofarse de otros episodios similares:


Pero el verdadero mentor nunca muere del todo. Frecuentemente, el maestro resucita, o aparece como un 'fantasma', aunque sea en el recuerdo del héroe:



De esta manera, los actores que encarnaron a los mentores pueden seguir apareciendo en las secuelas de la película original. Bueno, aquí se han colado algunos de más...


Las mentoras femeninas


Hemos visto que el arquetipo del Viejo Sabio es estereotípicamente masculino. En la formulación Jungiana, cada arquetipo masculino tiene una versión femenina, pero con matices diferentes. Así, al viejo sabio le corresponde la Figura Materna, que aparece también en muchas historias junto al héroe.



Según Jung, la versión femenina del Viejo Sabio puede, al igual que aquel, desarrollar aspectos positivos y negativos. En el aspecto positivo, la Mujer Sabia sería la Sacerdotisa, Adivina o Sibila, una figura oracular que tiene acceso a conocimientos ocultos y que frecuentemente expresa la profecía que anuncia la llegada del héroe esperado.

Esta figura de la vieja sibila del oráculo aparece magistralmente en el clásico de culto El Cristal Oscuro con el personaje de Aughra:




En Matrix vemos una versión postmoderna de la mujer-oráculo, aconsejando a Neo (y tomándose un mojito):


Según Jung el lado oscuro de esta adivina u oráculo arquetípica sería la Bruja, o lo que él llamó la Madre Terrible:


Sin embargo la aparición del oráculo es puntual, no acompaña al héroe durante su aprendizaje. Quizás lo más parecido al arquetipo de una mentora femenina, combinada con la imagen maternal, sería la figura del Hada Madrina en los cuentos clásicos:



Resumiendo, no hay realmente una correspondencia clara entre el mentor y los arquetipos femeninos clásicos, aunque es posible encontrar ejemplos de mujeres fuertes que controlan la acción, pero suelen convertirse por ello en heroínas de pleno derecho.

En ciencia-ficción, un ejemplo claro de mentoras (con sus lados claros y oscuros) son las mujeres pertenecientes a la hermandad de las Bene Gesserit en la saga de Dune, dedicadas a buscar y seleccionar las capacidades de control interior y exterior en la humanidad, creando una especie de matriarcado en la sombra para controlar los destinos de la especie.


En esta escena vemos como la Madre Superiora Gaius Helen Mohiam realiza la prueba del gom jabbar al candidato a mesías, Paul Atreides, para comprobar que tiene la capacidad de autocontrol necesaria:



Para terminar, este vídeo realiza un ranking (siempre discutible, por supuesto), de los 10 mentores más conocidos de la historia del cine:



Por supuesto, en La Ciudad de las Esferas el héroe tiene un mentor que lo guía durante la segunda mitad del libro. El consejero Sidin Berenori va desvelando a Nadir que hay muchos misterios inesperados detrás de su búsqueda de las misteriosas esferas. Aunque en su primera aparición Sidin parece solamente un bufón del rey, se trata tan solo de una estratagema para engañar a los invasores...

El otro hombre, a la izquierda del rey, era más mayor. Me recordó al viejo Superior Dombrir, aunque no era tan alto. Tenía una larga barba blanca, la primera que había visto entre los habitantes del reino desde mi llegada. Sus ojos saltones miraban curiosamente a todos lados y no paraba de moverse haciendo extraños gestos y expresiones cómicas. Su ropa era igualmente estrafalaria; una larga túnica azul que lo tapaba hasta los pies, tachonada de puntos blancos y acompañada por un sombrero de tela en el mismo estilo.


La presencia de un mentor o mentora no es solo importante en las películas. Un estudio reciente de Gallup ha demostrado que el éxito profesional está en buena medida influido por el hecho de haber tenido profesores que han actuado como mentores en el instituto y la universidad.

Y con esto os dejo hasta la próxima. Que encontréis los mentores adecuados, si es que los necesitáis.

    Salvador















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada